Formando Hombres de Dios

Formando Hombres de Dios.


Dios quiere que cada creyente masculino sea a un hombre de Dios. Esto es de ser alguien que lleva las marcas y características de Dios, alguien que obedece a Dios e impone la orden de Dios en su vida, especialmente en su familia.

 

Pecado de Adán.

La voluntad de Dios para Adán era de habitar la tierra, trabajarlo, protegerlo, y dominarlo.

 

Adán no protegió su hogar.

Antes de la caída en pecado, ¿qué fue las amenazas para Adán, para su hogar, y para su fuente de vida (trabajo)?

(1) Animales que pueden entrar a destruir los campos de cosecha.
(2)   Demonios que pueden perjudicarles en una forma.

Satanás – (una serpiente, un demonio).

Adán no exaltó y honró la Palabra de Dios en su familia.

 

Cuando Dios dio su palabra al hombre, Eva no existía todavía.

Génesis 2:16-17  Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

Dios hizo la mujer.

Génesis 2:18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. 21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. 22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

 

La mujer se equivocó en lo que era el mandamiento de Dios.

Génesis 3:2-3 Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

 

Adán no comunicó bien la Palabra de Dios a Eva. La única forma en que Eva iba a conocer los mandamientos de Dios era que Adán le avisará. Cp. 1ª Cor. 14:35

 

1° Timoteo 2:11-14 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.

Adán pecó con entendimiento que era malo, pecado.

Es un pecado grave delante de Dios que las mujeres dominan a los hombres.

 

Adán no tomó el liderazgo que Dios le mandó de tomar.

Dios le mandó de ser un líder de su mundo (de sí mismo, de su hogar, de su trabajo)

Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

“Sojuzgad” - de pisar, sentido negativo, de no hacer caso, sentido positivo de conquistar, tomar posesión para el uso de uno mismo, esclavizar, esforzar, de cuidar bajo sujeción, de no dejar ningún otro a reinar sobre la cosa.

“Señoree” - de pisar, sujetarse, especialmente de reinar sobre, de hacer las reglas para otro, de ser en domino sobre. (Negativamente de quitar el reino de otro sobre algo, positivamente de poner tu propio control y reino sobre ello).

El hombre echó la culpa a otros.

Génesis 3:12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dió del árbol, y yo comí.

Aun en pecar, el hombre de Dios debe ser responsable, honesto, y sufrir lo que es debido por sus acciones.

 

El hombre obedeció a su mujer, en lugar de ser líder.

Génesis 3:17-19  Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

La debilidad principal de los hombres, aun salvos, es que ellos siempre tienen tendencia de seguir en lugar de conducir. La maldición de Dios es sobre cada hombre que no es líder en su hogar, en su trabajo, en su iglesia, y en su país.

 

Ejemplos del Liderazgo Masculino en la Biblia.

 

Abraham

Génesis 18:19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.   (Obediente)

La Fe de Abraham - No le pesó de sacrificar todo para obedecer a Dios. Sacrificó a Isaac en quitarle su vida porque Dios lo mandó.

Tuvo mucha confianza en Dios – Con Lot, entregó control de su vida a Dios, dejando Lot escoger el lugar de más ingreso y plenitud. Abraham no quiso Isaac de casarse con una pagana, entonces envió un siervo a buscar una mujer creyente en otro país.

Buscaba de andar con Dios – “amigo de Dios” 2ª Crónicas 20:7.

Era fiel en dar diezmos de sus ingresos a Dios – Gén. 14:20; Heb. 7:1, 2, 4.

Era generoso para con otros – Génesis 13:8,9.

Era un Hombre de la oración – Génesis 18:23-33.

Era proveedor para su casa – Génesis 25:5, 6.

1° Timoteo 5:8 Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

Efesios 4:28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.

 

Josué

Josué 24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Josué no dijo “mi esposa dice que nosotros serviremos...” Josué habló por su casa con firmeza en seguir a Dios.

El atrevido de Josué en seguir a Dios. Números 14:6-10.

Fuerte Líder – Jueces 2:7.

Otros aspectos de ser líder.

 

Amor por su mujer como para su propio cuerpo.

Efesios 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

No te pegas tu mano con un martillo, ¿Por qué no? Es parte de ti mismo y no quieres lastimarte. Entonces, ¿Por qué lastimas a tu esposa? ¡No vas a ganar así!

Jesús nos ama, pero no nos permite de andar afuera de la voluntad de Dios. Hace todo posible para que entramos y cumplimos con la voluntad de Dios.

Col. 3:19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

“ásperos” – de amargarse en contra de alguien. De dejar cosas de quitar el amor.

 

Respeto y honor a su mujer, cuidado tierno.

1° Pedro 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Liderazgo no es de mandar órdenes a otros. Es de demostrarles como deben conducirse por que tú vas primero (líder va delante de los demás).

 

Secretos sobre lo económico.

Sé satisfecho con lo que Dios te provee.

1° Timóteo 6:6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

Proverbios 30:7 Dos cosas te he demandado; No me las niegues antes que muera: 8 Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario; 9 No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, Y blasfeme el nombre de mi Dios.

Renunciar riquezas como la meta y prioridad de la vida.

Lucas 14:33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.

Mateo 13:22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

Mateo 6:21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Diezmos y ofrendas demuestra a Dios que tienes a Dios primero y antes de las cosas de este mundo. Solamente cuando andes bien en este aspecto de tu vida entonces Dios puede bendecirte económicamente.

 

Honrar a Dios con tus bienes e ingresos.

Proverbios 3:9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.

Dios responde económicamente a nosotros según que nosotros honramos a Dios.

Génesis 28:20 E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21 y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22 Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.

Levítico 27:30 Y el diezmo… es cosa dedicada a Jehová. 32 Y todo diezmo… será consagrado a Jehová.

Malaquías 3:8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. 9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. 11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos.

Robas a Dios y Dios hará tus campos estériles, infructuosos, y sin que te sostienen. Esto se arregla con honrar a Dios con tus bienes e ingresos. Según Gálatas 6:7; 2° Corintios 9:6;  Lucas 6:38, lo que siembras con Dios, vas a cosechar. Entonces, ¿Qué estás sembrando entonces?

 

Escribir comentario

Comentarios: 0