La iglesia no es un espectáculo

La iglesia no es un espectáculo


Alguien dijo, que la gente de su iglesia llegaba pronto los domingos para “coger sitio”, seguramente este comentario lo has escuchado en alguna otra ocasión, ¿es acaso la iglesia un espectáculo para coger sitio? ¿De verdad pensamos que a esto se refería Jesús cuando hablaba de su ekklesia? 

Comentarios como este y otros parecidos como por ejemplo,  “vamos a la iglesia a recibir” lamentablemente se alejan de la idea original de la iglesia como esa familia entrañable que se encontraban con “alegría y sencillez de corazón” la expresión del cuerpo de Cristo, que manifiesta la riqueza y diversidad  de todos sus miembros y no solo de unos pocos.

Este tipo de comentarios denotan, una resignación de espectadores pasivos, consumidores de bienes espirituales, no de reyes y sacerdotes, no de miembros activos del cuerpo de Cristo, con una función dentro del conjunto de miembros; observando como otros ejercen este sacerdocio. Jesús les hizo sus sacerdotes, pero han permitido no ejercer su sacerdocio, sin embargo quieren estar pronto para coger sitio; su sitio ya lo tienen dentro de la iglesia, nadie se lo podrá quitar, (si no lo permite) al contrario, la iglesia de Cristo debería reconocer el sitio de este creyente, su sacerdocio, echarlo en falta y potenciarlo.

Por otro lado la “liturgia” de programas en la reunión no permiten saber lo que hay en el corazón de un hermano y expresarlo, ministrándose en las relaciones, fuera de los programas

¿de verdad pensamos que a esto se refería Jesús cuando hablaba de su ekklesia?

La idea de iglesia fue la de un encuentro entrañable, informal, participativo, rico por su diversidad, relacional, espontaneo, imprevisible… maravilloso. Pero esto se ha sacrificado en pos de una reunión profesionalizada, por una idea de reunión donde no todos pueden participar; esto es extraño a la palabra y a la práctica neo testamentaria, un ejemplo de ello lo vemos en el conocido texto de corintios: “¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación”. I Co 14:26

La idea de iglesia siempre fue la de participación, la de una familia que se encuentra para compartir, no la de una reunión profesionalizada, que nadie te arrebate el sacerdocio que tu Rey te dio

¿De verdad pensamos que a esto se refería Jesús cuando hablaba de su ekklesia?

 

***La expresión "Iglesia" ("ecclesía", "asamblea", "convocación") indica una comunidad convocada por el Señor. También se llama la "casa de Señor" ("kyriaké", "kirche", "church"). Jesús llama así a sus seguidores con el tono de un afecto especial y familiar "mi Iglesia" (Mt 16,18). Es el mismo afecto que manifiesta al decir "mis hermanos", "mis ovejas". Para Jesús es la comunidad "consorte" o esposa amada "amó a su Iglesia y se entregó por ella" (Ef 5,25). Es el Pueblo convocado por el Señor, propiedad esposa suya.


Fuente: Iglesia Organica.

Escribir comentario

Comentarios: 0